Entrevista a Miguel Madariaga y Gorka Gerrikagoitia

Captura de pantalla completa 18112016 103926


Miguel Madariaga y Gorka Gerrigakoitia son los máximos responsables de la Fundación Ciclista Euskadi. Buenos conocedores del panorama aficionado y profesional, repasan con nosotros la actualidad del ciclismo vasco en una entrevista que tendrá su continuidad la próxima semana en esta misma web.

¿Qué valoración hacen de la recién concluida temporada?
Miguel Madariaga: Ha sido una de las mejores temporadas que hemos tenido. No ha habido tantos triunfos como el año anterior, como ya esperábamos, pero ha sido brillante y fabulosa. Hemos ganado los dos torneos que a todo equipo vasco le gusta ganar (Euskaldun y Lehendakari) y hemos conseguido también triunfos por equipos. Eso nos hace sentirnos orgullosos porque hemos peleado con equipos muy buenos como por ejemplo el Lizarte, que son la cantera del Movistar y tienen una plantilla a escala de cualquier equipo continental.

¿Cómo han planificado la plantilla para 2017?
Gorka Gerrikagoitia: Desde al año pasado la idea fue potenciar la cantera, incorporando a los que entendíamos que eran los mejores juveniles, y este año hemos seguido el mismo camino. Tenemos 8 corredores de primer y segundo año dentro de una plantilla de 20, lo que hace que la sea un equipo joven. También tenemos ciclistas élites y veteranos de los cuales puedan aprender los jóvenes. Con la limitación que hay en Euskadi en cuanto al tema de edad en carreras es cada vez más difícil que los élite sigan compitiendo y por eso nuestra opción es ficharlos de fuera de Euskadi.

Se le ve satisfecho.
GG. Creo que tenemos un equipo muy majo y aunque las victorias no hayan sido del número del año pasado, tampoco nos obsesiona porque nuestro objetivo es la formación. Formar a los mejores jóvenes y que desde el primer día sepan lo que supondrá ser ciclista profesional si tienen la opción de conseguirlo.

¿Qué cualidades buscan en los corredores que llegan a la Fundación?
Por un lado, la gente veterana viene con ambición de pasar a profesionales y creemos que esta Fundación es una plataforma perfecta. El año que viene cumpliremos 25 temporadas y creo que el bagaje que tenemos es muy amplio. Tenemos buenos contactos con equipos y ayudaremos a que puedan dar ese salto a profesionales.

Captura de pantalla completa 18112016 103940
¿Y con los jóvenes?
Tenemos y les ponemos herramientas y el conocimiento para que se desarrollen como ciclistas. Es un camino difícil y tenemos la pena de que ciclistas con mucho talento se nos están quedando en el camino por no ser capaces de saber llevar esa vida tan sacrificada que supone ser deportista de elite. Desde el primer momento no se le engaña a nadie y se les hace ver lo que es un deportista profesional de cara al futuro.

¿Cuáles son sus fortalezas?
A nivel humano llevamos la gestión profesional de un equipo amateur gente que hemos estado como ciclistas en equipos profesionales y también en su gestión, como Jorge Azanza o yo mismo. A nivel de infraestructuras tenemos en Derio un centro de rendimiento que tiene todos los medios que un corredor necesita. Entrenan con las últimas tecnologías, plataformas, potenciómetros, pulsómetros, material buenísimo de la marca Orbea, suplementación de Novadiet... El corredor no pone nada de su bolsillo para correr con nosotros. Cubrimos todos esos gastos y ese es un valor que ofrece al corredor, junto con la experiencia y conocimientos.

¿Ha cambiado mucho el perfil del ciclista vasco en los últimos 25 años?
MM: Antes los chavales venían sin formar. Solo querían correr en profesionales para ganar un dinero y muchos no estaban preparados. Al ser un equipo vasco todo el mundo pensaba que si eras de aquí y tu madre o tu padre tenía no sé qué cargo, que yo tenía la obligación de pasarles a profesionales a todos. No sé cómo ni cuándo terminara la Fundación pero sé que volveremos a tener un equipo profesional, pero no van a tener los corredores la bicoca que han tenido hasta ahora. Ahora se pasa mal para pasar a profesionales porque en estos momentos el ciclismo en España está un poco deteriorado.

Captura de pantalla completa 18112016 103859

¿Cuál prototipo de ciclista que buscan y promueven?
M.M: El prototipo de corredor es el que tiene ilusión, que quiera hacer caso a los que saben, que no quiera saber más que ellos, bien educado, y que sea estudiante o que quiera solucionar su vida laboral antes de ser ciclista. Esos son los valores que les inculcamos también desde aquí.

¿Y a nivel físico?
GG: Antes el prototipo era un corredor de 1,70 o 1,75, de unos 60 o 65 kilos por las características de nuestro terreno. La orografía de Euskadi no ha cambiado en estos 25 años, pero sí que es cierto que las nuevas generaciones vienen más grandes y más fuertes y eso si hace que hoy en día no se tenga solo en cuenta el hecho de ganar carreras en amateurs, sino que gente con otras características también pueda tener su salida en profesionales. Ya no está limitado a subir mejor o tener una punta de velocidad punta, sino que hay más variedad.

¿Qué percepción se tiene de la Fundación en el campo profesional?
MM: Estamos bien vistos por nuestro trabajo. Lo que importa es que los equipo profesionales que existen vean nuestro trabajo en la base y eso nos pasa con muchos equipos como con Trek, con Josu Larrazabal como responsable, a Bingen Fernandez, que siempre nos pone por los altares y es un tío de 10, de forma de ser y a la hora de entender el trabajo bien hecho. A parte también hay contactos con otros equipos profesionales que también nos llaman.

¿Qué haría falta para volver a tener un equipo vasco en la primera categoría del ciclismo mundial?
MM: Que se tenga voluntad y que se valore el ciclismo de aquí porque creo que no se valora. Que no estemos siempre pensando en pisar la manguera del vecino para ver si se incendia el vecino. Hay que unirse y la Fundación Ciclista Euskadi reclama una unión bajo un paraguas que tenga entidad. Tiene que haber una o varias personas por encima de los demás que coja y agrupe el ciclismo vasco bajo un paraguas que, según vemos nosotros, no existe.

Imágenes de la Fundación Ciclista Euskadi.