Entrevista a Txus Vidorreta, premio APDB


Captura de pantalla completa 12012017 165020
Txus Vidorreta fue galardonado el pasado mes de diciembre en la Gala del Deporte de Bizkaia tras sus éxitos en las dos últimas temporadas como miembro del cuerpo técnico de la selección española, liderado por Sergio Scariolo. Si en 2015 el técnico de Indautxu formó parte del equipo que logró la medalla de oro en el Eurobasket de Francia, este pasado verano se colgó al cuello la presea de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, además de caminar con paso firme como máximo responsable del Iberostar Tenerife.

¡Vaya dos veranos que lleva!
La verdad es que han sido muy satisfactorios para mí como entrenador al tener la suerte de colaborar con Sergio Scariolo y todo su equipo técnico, y poder entrenar a jugadores como Pau Gasol, Sergio Rodríguez o Sergio Llull, además de otros muchos que finalmente quedaron descartados y que son gente de mucha calidad.

Además, logrando medallas, como la de bronce en Brasil.
Es un privilegio haber podido terminar la experiencia olímpica con una medalla de bronce tras un campeonato muy exigente, que recuerda la grandeza de los Juegos Olímpicos. Ha sido todo muy bonito durante el año, durante la preparación del torneo, el después, pero también durante la propia competición porque la repercusión que tiene esa medalla es enorme.

Captura de pantalla completa 12012017 165028

¿Y la del Eurobasket?
También fue un gran experiencia porque a todo lo anterior había que sumarle que estuvimos trabajando con un grupo completamente nuevo, en el que faltaban muchos jugadores que luego sí estuvieron en los juegos. Además era la primera vez en la que Ponsarnau y yo trabajabamos con Sergio Scariolo, y por todo ello el regusto que nos queda en estos dos años es extraordinario.

Por todo ello ha recibido este reconocimiento. ¿Qué supone para usted?
Cualquier reconocimiento que tienes en casa es extraordinario y yo lo vivo con mucha ilusión, por eso me apenó no poder ir a recogerlo en persona porque teníamos partido, pero mandé una gran representación con mi hermano y mi sobrina. He formado parte de la prensa vizcaína durante varios años, sobre todo a finales de los 80 y principios de los 90, conozco a muchos de los que han decidido premiar mi labor con esta mención y por eso quiero mostrar mi agradecimiento. Un reconocimiento siempre supone una alegría para cualquier deportista y especialmente, cuando uno lleva mucho tiempo fuera de casa, ilusiona aún más

Captura de pantalla completa 12012017 165031

A nivel de clubes, la temporada les está permitiendo pelear con los grandes equipos de la ACB.
La temporada del Iberostar Tenerife está siendo magnífica, para un equipo como el nuestro llevar los números que llevamos no suele ser muy habitual. Yo digo en broma que estamos en nuestro estado natural, que supone estar cerquita del Real Madrid y del Barcelona. Está disfrutando mucho y jugando bien, con el único regusto amargo de las lesiones. Estamos reinventándonos y tratando de evolucionar, sin tiempo para las lamentaciones. Vamos a seguir siendo competitivos, aunque quizá perdamos algo de frescura, pero nos vamos a adaptar seguro.

¿Qué objetivos se marca?
En la vida del entrenador yo he aprendido que lo más importante es vivir el presente. El futuro a medio-largo plaza es algo más cuestión de los clubes porque en este deporte no se estila en estar periodos largos en el mismo banquillo, como por ejemplo yo estuve en Bilbao o Estudiantes. Nuestro objetivo es seguir manteniendo un buen criterio económico y deportivamente aprovechar las oportunidades. Este año hemos aprovechado muy bien la pretemporada, hemos llegado en muy buena condición y creo que podemos aspirar a todo.

Captura de pantalla completa 12012017 165016

¿Cómo es su vida en la isla?
Para mí estar en Tenerife es como estar en casa. En los 90 ya pasé tres temporadas en la isla de La Palma antes de regresar a Bilbao Basket y eso me sirvió para hacer muchas amistades tanto una La Palma como en Tenerife y en La Laguna. Me siento muy cómodo, me tratan fenomenal y mis niños tienen un acento canario impresionante, jaja, aunque cuando vuelven a Bilbao recuperan el acento de allí. Estamos muy integrados aquí.

¿Se ha acostumbrado la familia a tanto viaje?
En la vida del entrenador esto es algo muy habitual. Mis hijos ya han vivido en Bilbao, Alicante, Madrid y ahora en Tenerife, y esa capacidad de adaptación es muy importante y les va a enriquecer de cara al futuro. Siempre me he sentido muy cómodo en todas las ciudades en las ciudades en las que he estado.

IMÁGENES: FotoClick Web ACB